Ir al contenido

DESCANSOS POR CÓMPUTO

 

Se ha especulado hasta la saciedad con los motivos de los consabidos descansos por cómputo que la empresa ha estado dando masivamente durante estos meses. A nosotros que la empresa nos compense los excesos de jornada anual con descansos nos parece correcto pues entendemos que eso supone horas extras convertibles en puestos de trabajo. Aunque entendemos que existen otras formas de eliminar el cómputo, como es el ajustar los horarios Que el motivo de tanto descanso de cómputo sea la supresión de los meses de enero, febrero y noviembre del calendario de vacaciones o el descenso del absentismo nos da igual puesto que estamos en contra de la realización de horas extras y más en  los tiempos que corren camino ya de los 5 millones de parados. Nos podemos matar ha hacer horas extras y estar condenando a otra gente al ostracismo del paro. Un sindicato como CGT que basa sus postulados en la solidaridad, el reparto de la riqueza y el trabajo y la conquista del ocio siempre va ha estar en contra de las horas extras. Ahora bien, convenio tras convenio, se ha permitido que sea la empresa la que unilateralmente regule nuestros descansos por cómputo sin darnos ninguna opción a acomodarnos estos a nuestros intereses o necesidades. La empresa esta dando los descansos sobre previsiones de futuro creando desequilibrios negativos que luego nos impiden renunciar a nuestra titularidad si así nos interesara. Las horas extras que generan estos descansos son horas perfectamente programables anualmente y por lo tanto amortizables con puestos de trabajo indefinidos y no necesariamente cubiertas por trabajadores eventuales y precarios. Y esto si que nos genera un conflicto y por lo tanto unas reivindicaciones. Trabajar menos para trabajar todos

 LEER MAS.